966 81 14 49
696 14 97 61
Avda. Europa 29.
Edificio Coblanca 15, local 5.
Benidorm (Alicante)
Horario
9:30-14:00h / 16:30-20:30h
Sábados de 9:30-14:00h
Seleccionar página

Según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) 3 de cada 4 españoles sufren síntomas digestivos por los excesos navideños. 7 de cada 10 españoles (68%) se exceden con la comida y la bebida durante las celebraciones navideñas. Un 51% reconoce sufrir molestias digestivas y el 34% resaca tras la ingesta de alcohol en estas fiestas. El 38% de los españoles realiza entre dos y tres comidas con familiares y amigos en esta época navideña, el 16% de ellas fuera de casa, donde es más complicado controlar los excesos.

Con estos datos sobre la mesa, es conveniente que tomemos algunas precauciones si queremos empezar el nuevo año con bien pie.

Consejos saludables para las comidas de Navidad farmacia Linaria

Mastica bien

¡Ya nos lo decía nuestra madre! Según estudio recientes, hasta 40 veces es necesario masticar cada bocado. Y es que muchas veces nos olvidamos que la digestión empieza en la boca. Tendremos a dejar todo el trabajo al estómago, pero resulta que el estómago no puede cumplir muchas actividades que se realizan en la boca.

La saliva es ligeramente alcalina y ayuda a disolver algunos alimentos en formas que los jugos gástricos (que son ácidos) no pueden hacerlo. Además al masticar adecuadamente, damos información al páncreas y la vesícula biliar sobre los alimentos que se aproximan para que liberen los químicos adecuados.

La capacidad que tiene la boca para reducir los alimentos en partículas pequeñas y en una especie de papilla no la tiene el estómago, hecho de partes blandas. El tiempo que le requiere al estómago disolver alimentos mal masticados puede conducir a gastritis y a otros problemas digestivos.

Evita los líquidos durante la comida

Que los peces beban agua del río pero tu procura no beber durante la comida. Los líquidos obstaculizan la salivación de los alimentos. Puedes consumir líquidos antes de comer para estimular la salivación, o después, para ayudar a la digestión. Durante la comida no los uses. Si lo que comes es muy seco y te parecen necesarios, es probable que debas dejar de comerlo. Evidentemente, una excepción son caldos y sopas, que deben siempre comerse como primer plato. Y si tomas después de comer, agua con gas mejor es la mejor opción porque el ácido carbónico estimula la secreción de jugos gástricos y esto actúa favoreciendo una buena digestión.

Evita sobrecalentar las proteínas

Es evidente que muchos alimentos no son recomendables crudos, como el pollo o el cerdo, pero la mayoría de alimentos ricos en proteínas contienen enzimas que ayudan a su digestión y si se exponen a altas temperaturas, pueden perder estas encimas.

Consejos saludables para las comidas de Navidad farmacia Linaria

Consume alimentos fermentados

Todas las culturas contienen en su dieta original alimentos fermentados. La inteligencia de la alimentación ancestral reconoce el valor de los microorganismos presentes en estos alimentos, claves para el funcionamientos de los intestinos. La fermentación es la transformación que sufren los alimentos por la acción de las bacterias y las levaduras. El pan, el queso, el yogur u otros más exóticos como el miso, el chucrut, el kéfir, el tempeh o el té kombucha son ejemplos de alimentos fermentados. La mayoría de los alimentos fermentados favorecen la digestión y aumentan la absorción de nutrientes. Además de ayudarnos a poblar nuestros intestinos de microorganismos saludables, los fermentados contribuyen a mejorar las digestiones debido a que estos alimentos han sido parcialmente pre digeridos por bacterias o levaduras, por ello son más digeribles.

Toma alimentos integrales

Los alimentos integrales son, como regla general, superiores a los alimentos refinados. Debe comerse toda la parte comestible, ya que se complementan los nutrientes contenidos en todas las partes. Si las semillas son comestibles, deben comerse, si la piel es comestible, también. La mayoría de los alimentos que se separan o refinan lo hacen por considerar duración, manejabilidad y economía, pero no porque así se obtenga ningún beneficio nutricional. Si existe riesgo de que alguna de las partes esté contaminada por aditivos o fertilizantes tóxicos, procura consumir productos orgánicos.

Come piña fresca de postre

Contiene bromelina o bromelaína, encima o fermento de acción proteolítica, capaz de romper las moléculas de proteína dejando libres los aminoácidos que las forman. Por ello se usa en la industria alimentaria para ablandar carnes y hacerlas más tiernas.

Consume con moderación alimentos que provocan gases y flatulencias

¿Qué comidas nos pueden producir gases? En primer lugar, todas las legumbres. También algunas verduras como la coliflor, las cebollas, las zanahorias, el brócoli, el apio, el repollo y las coles de bruselas. Por otro lado las frutas con mucha azúcar, como las manzanas, los albaricoques y los plátanos, así como los zumos de uva o manzana, también favorecen las flatulencias. La comida grasa o la frita también pueden generar gases y flatulencias, haciendo que las digestiones sean más pesadas.