966 81 14 49
696 14 97 61
Avda. Europa 29.
Edificio Coblanca 15, local 5.
Benidorm (Alicante)
Horario
De lunes a sábado:
9:00 - 22:00
Seleccionar página

¡Déjate de gorros y apúntate este invierno a tener una melena con salud!

Si los cambios de temperatura nos hacen proteger nuestra piel del ambiente que nos rodea, merece la misma atención nuestro cabello.

Todos los días dedicamos un tiempo a cuidar nuestro aspecto físico y eso implica también tener un pelo suave, bonito y cuidado pero ¿y la sorpresa que nos llevamos cuando en el lavabo hay cabellos de más? ¿y al barrer nuestra casa? ¿en la almohada? ten en cuenta que perder más de 100 cabellos al día no es normal.

Es cierto que se debe de caer, todo tiene un final 🙁 ,pero siempre de forma controlada y sana, sin desbarajustes.

Para que lo entendáis de una manera más sencilla: nuestra cabeza tiene mucho cabello y algunos están en fase telógena o de caída (supone un 15% del total), el resto están en fase de crecimiento o anágena y fase de transición o catágena. Nuestro cabello tiene vida 😮

Cuando se cae un pelito es porque se renueva tras estar 3 meses desvitalizado y se crea un folículo que lo empuja porque hay otro formándose. Tarda 3 meses en ser «adulto».

Lo bueno que tiene el frío invierno es que las comidas de cuchara se agradecen y, esa fuente de vitaminas que nos aporta un buen plato de lentejas a nuestro cabello le sienta de perlas (¡el hierro es la clave de nuestro problema capilar!).

Es muy importante saber cuidarlo tanto por fuera como por dentro. Si te gastas una pasta en champús, acondicionadores, mascarillas, protector del calor, potenciador de brillo o aceites… de poco te van a servir si no te preocupas de cómo se encuentra ese folículo que crea nuevos pelitos.

Por este motivo, os queremos recordar las 10 premisas fundamentales para tener ese cabello soñado durante todo el año. 

  1. Comer bien y de forma equilibrada.- Las vitaminas que más necesitamos las encontramos en las comidas que nos preparamos. ¿Y cuáles son las más importantes? el hierro y la vitamina C nos ayudan a aumentar la circulación, metabolismo y oxigenación de nuestras células y de ahí a que se desarrolle un folículo piloso sano y fuerte.
  2. Controlar mejor nuestras emociones.- Ahora que estamos comenzando el año quizás nos carguemos de más obligaciones, tengamos más estrés al querer cumplir esos propósitos que nos dijimos en Nochevieja o incluso sintamos más ansiedad por la incertidumbre de nuestros problemas diarios. Esas situaciones difíciles pueden contribuir a que perdamos cabello. Muchas veces eso depende de nosotros mismos y lo resolvamos pero la alopecia por estrés es una de las consultas más frecuentes en la oficina de farmacia.
  3. Si es alopecia androgénica (AGA) sabéis que se hereda a través del padre. En este caso, la medicación normalmente ayuda. Es la alopecia más común y afecta mayormente a los hombres. Consulta a tu médico por el tratamiento que debes de empezar a seguir aunque empezar por unas vitaminas y un buen champú o loción está recomendadísimo.
  4. Las fases por las que pasamos las mujeres también tienen mucho que ver. Durante el embarazo, con la menopausia o simplemente cambiando la píldora anticonceptiva o dejar de tomarla puede ocasionar alopecia. El ginecólogo debe de aconsejarte el método anticonceptivo acorde a tu metabolismo y tener en cuenta los cambios hormonales por los que nuestro cuerpo pasa.

  1. No tomes demasiadas vitaminas ya que el exceso de suplementos vitamínicos puede originar la caída o algunos trastornos capilares. Especialmente hay que cuidar el consumo de la Vitamina A.
  2. ¿Sabes por qué la mayoría de las peluqueras nos dan esos masajes en el el cuero cabelludo que a veces nos dejan medio dormidxs? para incrementar el flujo sanguíneo de los folículos pilosos y así fortalecer las raíces. Si aparte de eso lo damos con aceite de coco, de almendras, de oliva o de romero ya… enriqueces de lujo.
  3. Ten en cuenta que muchos de los tratamientos médicos que tomamos tienen un efecto secundario que es la caída temporal del cabello porque atacan a los «pelitos» que están en fase de crecimiento. En la mayor parte de los casos es una alopecia transitoria y pocas veces se convierte en una alopecia permanente.
  4. Lxs que tenemos anemia, en cualquiera de sus variantes, lo tenemos chungo para cuidar nuestra melena durante todo el año. Sabéis que uno de los síntomas que tiene es el cansancio y esto se debe a que los niveles de hierro en la sangre (anemia ferropénica) están por debajo de lo saludable. Habrá poca hemoglobina que transporte el oxígeno a los tejidos y provocará la caída. Acude al médico si notas que te ocurre eso.
  5. A los tres o cuatro meses después de dar a luz nuestros niveles de estrógenos bajan de manera considerable. Puede ser debido al estrés, a la falta de hierro o a la presencia de la hormona prolactina en el periodo de lactancia.
  6. Intenta no abusar del secador de pelo, rizador o planchas. El calor provoca fragilidad del cabello y debilita sus proteínas. Si vas a utilizar un método de secado o peinado que utilice el calor intenta aplicarte antes un protector en spray o disminuir el uso o la intensidad de este.

¿Cuántxs de vosotrxs sabíais más de 5 de estas razones por las que el cabello se debilita y se cae?

Esperamos que nuestros consejos e información valgan para algo y que te animes a venir a visitarnos y a preguntar por los productos que tenemos recomendados para cada problema.

Eso sí, recuerda siempre que si no nos enriquecemos por dentro por fuera no podremos hacer mucho.

Tenemos unos complejos vitamínicos muy completos y ricos con todo lo necesario para paliar el problema, para prevenirlo o para esas épocas o fases estacionales donde es útil un chute de energía para nuestro organismo.

También contamos con champús y lociones de composición natural o si quieres algo más innovador… ven y pregúntanos.

Luce melena esta primavera y siempre de una manera saludable 🙂