966 81 14 49
696 14 97 61
Avda. Europa 29.
Edificio Coblanca 15, local 5.
Benidorm (Alicante)
Horario
De Lunes a viernes:
9:30 - 14:00 y 16:30 - 20:30
Sábados: 9:30 - 14:00
Seleccionar página

Con estos calores se nos hace difícil dormir a todos pero, imagínate a aquella persona a la que le cueste dormir y descansar de por sí todos los días durante todo el año. Se debe de pasar mal ¿verdad?.

En este post vamos a hablar de lo que conlleva tener este tipo de problema y qué podemos hacer para intentar remediarlo.

Ante todo os decimos que si pasa tanto de manera transitoria como de forma permanente es fundamental hablar con el médico para valorar un tratamiento y empezar cuanto antes a intentar dormir más y mejor.

Según la Sociedad Española del Sueño (SES) los trastornos del sueño afectan a un tercio de la población en nuestro país, reduciendo la calidad de vida de quienes lo padecen.

El insomnio es una alteración de la cantidad o calidad del sueño. Puede presentarse como:

  • Una dificultad para conciliar el sueño.
  • Una disminución de su duración; despertar demasiado temprano.
  • Aumento en el número de despertares.
  • Sensación de un dormir no reparador o insuficiente.

¿Qué es lo que puede desencadenar que padezcamos insomnio? el estrés, los problemas familiares o las dificultades de tipo laboral y económico. También influye la personalidad del individuo y, por supuesto, el entorno: temperatura, ruido, etc. La dificultad para dormir se da más en mujeres de edad media, y también va afectando de manera notable a adolescentes y niños.
Las consecuencias se manifiestan durante el día con fatiga, ansiedad, falta de energía y disminución del nivel de alerta. Las necesidades de sueño varían en función de la edad y de las circunstancias y características personales.

Y ¿qué es lo que podemos hacer para prevenir el insomnio?

  • Atenuar la luz y los ruidos en el dormitorio, y mantener una temperatura ambiente adecuada.
  • Realizar regularmente ejercicio físico moderado durante el día.
  • Reducir el consumo de café, té y bebidas alcohólicas.
  • Cenar ligeramente y no acostarse inmediatamente después de la cena.
  • Acostarse y levantarse siempre a la misma hora.
  • No usar el dormitorio como lugar de trabajo ni para otras actividades.
  • Evitar esfuerzos físicos o mentales intensos antes de acostarse.
  • Evitar hacer siestas durante el día.
  • Si después de media hora de estar acostado no se ha alcanzado el sueño, es aconsejable levantarse, salir del dormitorio y pasear o leer, ver televisión, etc. hasta que se sienta sueño.
  • Reproducir una lista de música relajante que nos ayude a conciliar el sueño.

Si antes de ir al médico prefieres consultar con tu farmacéutico por algo natural para conciliar el sueño sin tener que recurrir a otro tipo de tratamiento te recordamos que tenemos medicinas a base de plantas pero se suelen recomendar sólo para el insomnio transitorio, puesto que cuando es severo, se prolonga y se repite con asiduidad en el tiempo y provoca gran afectación en la vida diaria por lo que habría que recurrir a los medicamentos de síntesis.

Recuerda que en fitoterapia tenemos mucha variedad de plantas que ayudan a relajarnos y a conciliar el sueño. Esas son la amapola, la pasiflora o el espino blanco, entre otros. También valdría la típica tila o manzanilla para calmar los nervios o la conocidísima valeriana pero muchas veces se nos quedan cortas y necesitamos algo más fuerte.

Es ahí donde la recomendación nuestra es la de melatonina al 1.95 mg. Como sabéis La melatonina es una hormona segregada por la glándula pineal -en la base del cerebro de los vertebrados- que entre otras muchas funciones, ayuda a regular los ritmos circadianos y la entrada en la fase del sueño nocturno. En otras palabras, la secreción de melatonina por parte de esta glándula hace que nos entre el sueño y nos induce a dormirnos.

Si tuvieras alguna consulta en concreto que nos quieras comentar puedes pasarte por aquí o dejarnos un comentario. Intentaremos ayudarte de la mejor manera posible.

Este verano toca dormir fresquitx y bien así que… dulces sueños.