966 81 14 49
696 14 97 61
Avda. Europa 29.
Edificio Coblanca 15, local 5.
Benidorm (Alicante)
Horario
De lunes a sábado:
9:00 - 22:00
Seleccionar página

Buenas tardes familia virtual.

Esperamos que estos días, algo más tranquilos, os hayan venido bien para poneros al día en cuestiones de trabajo, reuniones con amigos (aunque todavía en grupos pequeños) y sacando ya la ropa del ansiado verano que deseamos disfrutar después de todo lo acontecido.

Nosotros os contamos que estamos bien. Seguimos dándolo todo por y para vosotros y hemos iniciado una campaña de protectores solares que seguramente os vendrá de perlas para cuidar vuestra piel y conseguir ese bronceado tan bonito que alegra el verano.

¿Todavía no habéis salido a disfrutar del Sol? hay que ir poco a poco y siempre pensando que aún no estamos cien por cien seguros y a salvo pero sí que conviene darse un paseo por la tarde o por la mañana o descansar a horas no punta en algún sitio soleado, cómodo y relajado.

El Sol tiene muchos beneficios y entre ellos están estos:

  • Fortalece huesos: Vitamina D
  • Mejora el aspecto de la piel: acné, psoriasis
  • Estimula la inmunidad: ↑ glóbulos blancos y linfocitos
  • Equilibra el colesterol: 7-dehidrocolesterol precursor Vitamina D
  • Disminuye presión sanguínea
  • Protege frente a la aparición de otros tipos de cáncer
  • Ahuyenta la depresión: ↑ serotonina
  • Favorece la vida sexual: ↑ testosterona

Como podéis ver, no viene nada mal tomarlo un ratito todos los días ¿verdad?.

Pero además de lo bueno hay una parte digamos que no tan buena y es que si no nos protegemos del Sol de una manera adecuada nuestra piel está corre el riesgo de enfermar como otro órgano nuestro que es.

Para prevenir eso, nosotros te recomendamos recordar esta sencilla regla nemotécnica para que estés atentx a los posibles cambios que se puedan dar en tu piel al abusar del Sol o al no protegerte de una manera adecuada:

«LA REGLA ABCDE» :

  • Asimetría: cuando al dividir el lunar en dos resulta que ambas partes son diferentes.
  • Borde: cuando son pocos definidos, difusos, irregulares y dentados.
  • Color: cuando tiene cambios sin razón. Oscurecimiento, pérdida de color o colores múltiples.
  • Diámetro: cuando tiene un diámetro mayor a 6 mm.
  • Evolución: cambios en el tiempo como crecimiento, picazón, sangrado, una llaga que no cura…

Si notas que tienes algún lugar que haya pasado o esté pasando por alguna de estas características te está indicando una señal de alerta. Acude al médico o al dermatólogo y asesórate cuanto antes.

En fin, desde la farmacia os aconsejamos el uso de los protectores solares en cualquiera de sus formatos siempre que vayas a salir de casa.

Hazte con uno de ellos dependiendo de la necesidad que tengas. Te podemos asesorar personalmente aquí o nos puedes enviar un mensaje privado por nuestras redes sociales. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Sin más que decirte te mandamos un fuerte abrazo y esperamos que nos visites pronto ♥